Nuestra Visión
Casa de Misericordia surge como una obra que pretende, atender a los dos polos olvidados dela población guatemalteca: los adultos mayores declarados en abandono y los niños desnutridos crónicos menores de cinco años. La visión de esta Asociación Civil NO lucrativa, es aportar un grano de arena a favor de esta deficiencia social que condena a la mitad de nuestros ancianos y de nuestros niños a la miseria.

Casa de Misericordia basa sus acciones y trabajo en las enseñanzas Judeocristianas, respecto al amor al prójimo. Es para los beneficiados una obra ciento por ciento gratuita, la cual se financia,a través de los aportes de creyentes, comprometidos en la misión; hombres y mujeres, empresarios que están convencidos de la enorme responsabilidad social que tenemos ante el prójimo más vulnerable.


El que se apiada del pobre presta al SEÑOR, y Él lo recompensará por su buena obra
(Prov. 19:17).
Misión
Visión
Buscamos ofrecer apoyo psicológico, social, educativo, legal, nutricional, y de protección a niños y ancianos que enfrentan un estado de abandono, desamparados o maltratados.
Provocar el despertar de conciencias, por una Guatemala mucho más humana, lúcida y que valore la dignificación de los semejantes, estimule el desarrollo sano del futuro del país los niños y se mueva a misericordia, descubriendo que dando es como se recibe.